humedades casa

¿Tienes humedades en alguna estancia de tu casa?

Si ha salido una mancha de humedad en alguna estancia de tu casa hay soluciones para hacer que desaparezca. En este artículo te vamos a dar soluciones prácticas, fáciles, saludables y económicas.

Problemas ocasionados por la humedad.

Las humedades pueden ocasionar brotes de alergias o problemas serios respiratorios en las personas además de malos olores en la casa, bacterias, moho en las paredes.

Lo primero que has de tener en cuenta es el grado de humedad que hay en el interior de la casa. El porcentaje óptimo ha de estar entre el 40 y el 60% de humedad.

Consejos para evitar las humedades.

El primer consejo que te damos es que ventiles bien tu hogar todos los días. Al levantarte es importante que ventiles la casa abriendo las ventanas por lo menos durante 5 minutos. Esto hará que el aire se renueve y ayude a que la condensación creada durante la noche desaparezca.

Si de momento aparece una humedad en una pared, has de localizar inmediatamente el foco del problema. Es casi seguro que si ha aparecido la mancha en la pared ya haga días que haya una filtración en alguna tubería oculta que pase por esa pared. Lo más rápido y eficaz es que llames a un fontanero que localizará rápidamente la fuga y pondrá fin al problema.

Los baños suelen tener escasa ventilación, por lo que te aconsejamos que una vez te duches seques bien el suelo y si es posible las paredes y dejes la puerta abierta. Un truco para quitar la humedad del baño después de la ducha es instalar un extractor o encender el aire acondicionado de la casa un rato. Verás como pronto el baño queda seco.

¿Vives en un lugar lluvioso o soleado?

Si vives en un lugar donde las lluvias sean frecuentes, una buena solución es instalar un deshumidificador ya que este se encargará de absorber la humedad de forma sencilla. Tampoco debes abusar de él, pues, como hemos señalado antes, un porcentaje de un 60% máximo ha de haber en la casa.

Si vives en un lugar donde haga sol, es importante siempre que puedas dejes que la luz del sol entre en tu hogar, esto evitará en gran medida la humedad.

La calefacción también puede ocasionar humedades. Tenerla a más de 21º hace que la combinación del hidrógeno y el oxígeno de la calefacción cree una condensación en el interior de la estancia, y la condensación no es otra cosa que un cambio de estos gases (al combinarlos) a estado líquido y se formen gotitas de agua que irán calando en las paredes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad